¿Por qué mi lavadora no está llenando de agua?

¿Por qué mi lavadora no está llenando de agua?

La lavadora es uno de los electrodomésticos más utilizados en cualquier hogar, y es una de las herramientas más útiles para mantener la ropa limpia. Sin embargo, puede ser muy frustrante cuando la lavadora no está funcionando correctamente. Una de las quejas más comunes de los propietarios de lavadoras es que la unidad no se llena de agua. Si te enfrentas a este problema, hay varias razones por las que puede estar sucediendo. En este artículo, exploraremos algunas de las causas más comunes de por qué tu lavadora no se está llenando de agua y cómo solucionar el problema.

Mi lavadora no coge agua

Verificar el suministro de agua

Si tu lavadora no coge agua, lo primero que debes hacer es verificar el suministro de agua. Aquí te dejamos unos pasos que te ayudarán a hacerlo:

  1. Verifica que la llave de paso del agua esté abierta. Si la llave está cerrada, simplemente ábrela y comprueba si el agua comienza a salir.
  2. Revisa que la manguera de entrada de agua no esté obstruida o doblada. Si la manguera está en mal estado, es recomendable cambiarla. También asegúrate de que la manguera esté conectada correctamente a la llave de paso y a la lavadora.
  3. Comprueba que el filtro de la manguera de entrada de agua no esté obstruido. Si el filtro está obstruido, límpialo y vuelve a colocarlo en su lugar.
  4. Asegúrate de que no haya una interrupción en el suministro de agua en tu zona. Si hay problemas con el suministro de agua, espera a que se restablezca y vuelve a intentarlo más tarde.

Si después de verificar todos estos puntos, tu lavadora aún no coge agua, es posible que haya algún problema con la electroválvula de entrada de agua o con el programador. En este caso, es recomendable que contactes a un técnico especializado para que lo revise y repare si es necesario.

Recuerda que siempre es importante hacer una revisión periódica de tu lavadora para evitar problemas mayores en el futuro.

Comprobar las mangueras de entrada de agua

Si tu lavadora no coge agua, es posible que las mangueras de entrada de agua estén obstruidas o dañadas. Aquí te dejamos algunos pasos para comprobarlas:
  1. Desconecta la lavadora de la corriente eléctrica. Este es un paso importante para garantizar tu seguridad.
  2. Localiza las mangueras de entrada de agua. Por lo general, se encuentran en la parte trasera de la lavadora. Una vez que las encuentres, revisa que estén conectadas correctamente.
  3. Comprueba si las mangueras están obstruidas o dañadas. Si las mangueras están obstruidas, utiliza una aguja o alfiler para limpiarlas. Si están dañadas, será necesario reemplazarlas.
  4. Verifica las válvulas de entrada de agua. Asegúrate de que estén abiertas correctamente. Si no están abiertas, la lavadora no podrá coger agua.
  5. Reconecta la lavadora a la corriente eléctrica. Una vez que hayas verificado que todo está en orden, enchufa la lavadora y enciéndela para comprobar si ahora coge agua correctamente.

Esperamos que estos pasos te hayan sido útiles para comprobar las mangueras de entrada de agua de tu lavadora y solucionar el problema de que no coge agua. Si después de seguir estos pasos la lavadora sigue sin coger agua, es posible que el problema sea más complejo y necesites la ayuda de un técnico especializado.

Inspeccionar el filtro de entrada

Cuando la lavadora no coge agua, una de las causas más habituales es que el filtro de entrada esté obstruido. Este filtro se encarga de evitar que entren restos de suciedad en el circuito de agua de la lavadora, por lo que es importante mantenerlo limpio.

Para inspeccionar el filtro de entrada, sigue los siguientes pasos:

  1. Desenchufa la lavadora de la corriente eléctrica y cierra el suministro de agua.
  2. Busca la manguera de entrada de agua y desenróscala con una llave inglesa.
  3. Una vez desenroscada, saca el filtro de su interior y límpialo con agua y un cepillo suave.
  4. Inspecciona el filtro para comprobar que no esté dañado. Si lo está, deberás reemplazarlo.
  5. Vuelve a colocar el filtro en su sitio y enrosca la manguera de entrada de agua.
  6. Abre el suministro de agua y enchufa la lavadora a la corriente eléctrica.

Recuerda que es importante revisar el filtro de entrada de agua de la lavadora regularmente para evitar problemas en el futuro. Si, después de limpiar el filtro, la lavadora sigue sin coger agua, es posible que haya otro problema en el circuito de agua y debas llamar a un técnico especializado.

Revisar el interruptor de la puerta

Cuando tu lavadora no coge agua, puede ser por diversas razones, una de las cuales puede ser un problema con el interruptor de la puerta. El interruptor de la puerta es una pieza importante del mecanismo de seguridad de la lavadora, ya que evita que la puerta se abra mientras la lavadora está en funcionamiento. Si el interruptor de la puerta no funciona correctamente, la lavadora no podrá llenarse de agua.

Para verificar si el interruptor de la puerta es la causa del problema, sigue estos pasos:

  1. Desenchufa la lavadora de la corriente eléctrica.
  2. Busca el interruptor de la puerta. Este interruptor se encuentra en el borde de la puerta de la lavadora.
  3. Presiona el interruptor con el dedo. Deberías escuchar un clic cuando el interruptor se activa.
  4. Suelta el interruptor y vuelve a presionarlo varias veces para asegurarte de que funciona correctamente.
  5. Asegúrate de que la puerta se cierra correctamente. Si la puerta no cierra correctamente, es posible que el interruptor de la puerta tenga que ser reemplazado.

Si después de seguir estos pasos, descubres que el interruptor de la puerta está defectuoso, entonces es recomendable que contactes a un técnico especializado para que lo reemplace. Recuerda que trabajar con electricidad y piezas mecánicas puede ser peligroso si no se tiene experiencia previa.

Verificar el presostato

El presostato es un componente importante en las lavadoras, ya que es el encargado de medir el nivel de agua en el tambor. Si tu lavadora no está cogiendo agua, es posible que el presostato esté fallando. En este artículo te enseñaremos cómo verificar si el presostato está funcionando correctamente.

Paso 1: Desconectar la lavadora

Antes de comenzar cualquier trabajo en tu lavadora, es importante que la desconectes de la corriente eléctrica y cierres el suministro de agua.

Paso 2: Localiza el presostato

El presostato se encuentra en la parte superior de la lavadora, donde se conecta la manguera de agua. Busca el manual de instrucciones de tu lavadora para obtener una imagen más clara de su ubicación.

Paso 3: Desconectar el tubo de presión

El presostato está conectado a un tubo de presión que se encuentra en la parte inferior de la lavadora. Desconecta este tubo y sopla suavemente en el extremo que se conecta al presostato. Debes escuchar un clic cuando soples. Si no escuchas ningún clic, es posible que el presostato esté defectuoso.

Paso 4: Verificar la continuidad eléctrica

Con un multímetro, verifica la continuidad eléctrica del presostato. Si no hay continuidad, es posible que el presostato esté defectuoso.

Si luego de seguir estos pasos, determinas que el presostato está fallando, es recomendable que busques la ayuda de un técnico especializado para su reparación o reemplazo.

Comprobar la válvula de entrada

Si tu lavadora no coge agua, uno de los primeros lugares para revisar es la válvula de entrada. Aquí te explicamos cómo comprobar si está funcionando correctamente.

  • Paso 1: Desenchufa la lavadora y cierra el grifo del agua.
  • Paso 2: Retira el tubo de entrada de agua de la parte trasera de la lavadora.
  • Paso 3: Observa la entrada de agua en la lavadora y comprueba si hay obstrucciones o suciedad. Limpia si es necesario.
  • Paso 4: Conecta el tubo de entrada de agua de nuevo a la lavadora.
  • Paso 5: Abre el grifo del agua y enciende la lavadora.
  • Paso 6: Escucha si la válvula de entrada hace un ruido de zumbido. Si no lo hace, es posible que la válvula esté obstruida o dañada.
  • Paso 7: Si la válvula no está funcionando correctamente, es necesario reemplazarla.

Comprobar la válvula de entrada es una tarea sencilla que puedes hacer tú mismo. Siempre es recomendable comprobar este componente antes de llamar a un técnico, ya que puede ahorrar tiempo y dinero.

Artículos relacionados