Diferencias entre tarima y tarima vinílica: ¿cuál elegir?

Diferencias entre tarima y tarima vinílica: ¿cuál elegir?

Si estás pensando en renovar el suelo de tu hogar o de alguna habitación en particular, seguramente te hayas preguntado qué tipo de tarima es la mejor opción para ti. La tarima es una elección popular y duradera para cualquier hogar, pero ¿sabías que existen diferentes tipos de tarima? En este artículo, te ayudaremos a distinguir entre la tarima y la tarima vinílica, para que puedas elegir la mejor opción para tus necesidades y presupuesto.

¿Es mejor tarima o tarima vinílica?

La tarima es de madera natural mientras que la tarima vinílica es de materiales sintéticos

La tarima de madera natural y la tarima vinílica son dos opciones populares para el suelo del hogar. Aunque ambas opciones tienen ventajas y desventajas, es importante conocer las diferencias entre ellas para tomar la mejor decisión para tu hogar.

La tarima de madera natural es un suelo hecho de madera real. Es duradero y resistente, y puede durar muchos años si se cuida adecuadamente. La madera natural tiene un aspecto cálido y acogedor que es difícil de imitar con otros materiales.

Sin embargo, la madera natural es más susceptible a los daños por agua y humedad, por lo que no debería utilizarse en zonas húmedas o con alta exposición al agua. La madera también puede deformarse y agrietarse con el tiempo.

La tarima vinílica, por otro lado, está hecha de materiales sintéticos como el PVC. A menudo se elige por su resistencia al agua y la humedad, lo que la hace ideal para zonas como el baño o la cocina. También es fácil de limpiar y mantener.

Sin embargo, a diferencia de la madera natural, la tarima vinílica no tiene el mismo aspecto cálido y natural. Además, aunque es resistente, no es tan duradera como la madera natural y es más susceptible a los arañazos y las marcas.

Si buscas un suelo duradero y cálido, la madera natural puede ser la opción adecuada para ti. Si necesitas resistencia al agua y facilidad de mantenimiento, la tarima vinílica puede ser la mejor opción.

La tarima es más resistente y duradera que la tarima vinílica

La tarima:
  • Está fabricada en madera natural, siendo un material resistente y duradero.
  • Es capaz de soportar el desgaste diario de la vida cotidiana.
  • Se puede lijar y barnizar para recuperar su aspecto original.
  • Tiene una gran variedad de acabados y diseños que se adaptan a cualquier estilo de decoración.
La tarima vinílica:
  • Está fabricada en PVC, siendo un material más blando y menos resistente que la madera.
  • Es sensible al desgaste y a las manchas, por lo que su vida útil es menor.
  • No se puede lijar ni barnizar, por lo que no se puede recuperar su aspecto original.
  • Tiene una menor variedad de acabados y diseños que la tarima de madera.

Si por el contrario, buscas una opción más económica y fácil de instalar, la tarima vinílica puede ser una buena opción. Todo dependerá de tus necesidades y preferencias.

La tarima vinílica es más económica que la tarima de madera natural

La tarima vinílica es una buena opción para aquellos que quieren cambiar el suelo de su hogar sin gastar demasiado dinero. En comparación con la tarima de madera natural, la tarima vinílica es mucho más económica.

Además de ser más barata, la tarima vinílica también tiene otras ventajas. Por ejemplo, es más resistente al agua y a la humedad, lo que la hace perfecta para baños o cocinas. También es fácil de limpiar y mantener, lo que la convierte en una opción ideal para hogares con mascotas o niños pequeños.

Por otro lado, la tarima de madera natural es más costosa debido a la calidad y el tipo de madera utilizada. También requiere más mantenimiento, como el barnizado o el aceitado periódico para mantener su aspecto original. Sin embargo, la tarima de madera natural tiene una belleza y calidez natural que la tarima vinílica no puede igualar.

Si estás dispuesto a invertir en un suelo de alta calidad y belleza natural, la tarima de madera natural es la mejor elección.

La tarima vinílica es más fácil de instalar que la tarima de madera natural

La tarima vinílica es una excelente opción para aquellas personas que desean renovar el suelo de su hogar de manera rápida y sencilla. A diferencia de la tarima de madera natural, la tarima vinílica es más fácil de instalar y no requiere de mucho tiempo ni de experiencia para hacerlo.

Una de las ventajas de la tarima vinílica es que se puede instalar sobre cualquier superficie, incluso sobre suelos ya existentes sin necesidad de retirarlos, lo que reduce significativamente el tiempo y el costo de la instalación.

Otra ventaja es que la mayoría de las tarimas vinílicas vienen con un sistema de "clic" que permite unir las piezas de manera sencilla y rápida, sin necesidad de adhesivos ni clavos, lo que facilita aún más la instalación. Además, la mayoría de las tarimas vinílicas son resistentes al agua y a la humedad, lo que las hace ideales para su uso en baños y cocinas.

Por otro lado, la tarima de madera natural requiere de un proceso de instalación más complejo, ya que las piezas deben ser clavadas o encoladas sobre una superficie nivelada y preparada. Además, la madera natural es más sensible a la humedad y a los cambios de temperatura, lo que puede afectar su apariencia y durabilidad.

Es fácil de instalar, resistente y duradera, y puede ofrecer una apariencia similar a la de la madera natural.

La tarima de madera natural ofrece un aspecto más cálido y acogedor que la tarima vinílica

Cuando se trata de elegir el material adecuado para el suelo de nuestra casa, tanto la tarima de madera natural como la tarima vinílica son opciones populares. Sin embargo, si buscas un aspecto más cálido y acogedor, la tarima de madera natural es la mejor opción.

La tarima de madera natural ofrece un aspecto auténtico y único que no puede ser igualado por la tarima vinílica. La textura y el patrón de la madera natural son únicos y varían de una tabla a otra, lo que hace que cada suelo sea único. Además, el aroma natural de la madera crea una sensación acogedora y agradable en el hogar.

Aunque la tarima vinílica ha mejorado mucho en cuanto a su apariencia, todavía no es capaz de imitar la belleza natural de la madera. Además, la tarima vinílica suele tener un brillo artificial que la hace parecer menos auténtica que la madera.

La tarima de madera natural también es más duradera que la tarima vinílica, ya que puede ser lijada y barnizada varias veces a lo largo de su vida útil. En cambio, la tarima vinílica no puede ser lijada o restaurada, lo que significa que si se daña, deberá ser reemplazada por completo.

Aunque la tarima vinílica puede ser más económica y fácil de mantener, no puede igualar la belleza natural y la sensación acogedora que ofrece la madera.

La tarima de madera natural requiere más cuidado y mantenimiento que la tarima vinílica

Si estás considerando instalar una nueva tarima en tu hogar, es importante que conozcas las diferencias entre la tarima de madera natural y la tarima vinílica.

La tarima de madera natural es una opción popular debido a su belleza y calidez. Sin embargo, requiere más cuidado y mantenimiento que la tarima vinílica. La madera natural es un material natural y por lo tanto es susceptible a la humedad, los arañazos y las manchas. Es importante mantener la tarima de madera natural limpia y seca para evitar daños. Además, se debe aplicar un sellador y un acabado protector regularmente para proteger la madera y prolongar su vida útil.

Por otro lado, la tarima vinílica es una opción de bajo mantenimiento. Está hecha de materiales sintéticos y es resistente a la humedad, los arañazos y las manchas. No requiere sellador ni acabado protector y es fácil de limpiar con un paño húmedo y detergente suave.

Sin embargo, si valoras la belleza y calidez de la madera natural, deberás estar dispuesto a dedicarle más tiempo y esfuerzo al cuidado y mantenimiento de tu tarima.

Artículos relacionados