Metros útiles vs metros construidos: ¿en qué se diferencian?

Metros útiles vs metros construidos: ¿en qué se diferencian?

Cuando se trata de comprar o alquilar una propiedad, es común encontrarse con dos términos que pueden resultar confusos: metros útiles y metros construidos. Muchas personas piensan que ambos términos son sinónimos, pero en realidad hay una diferencia importante entre ellos. En este artículo, vamos a explicar qué son los metros útiles y los metros construidos, cuál es la diferencia entre ellos y por qué es importante conocerlos antes de tomar una decisión de compra o alquiler de una propiedad.

¿Cuál es la diferencia entre metros útiles y construidos?

Los metros construidos incluyen todos los espacios, como paredes, columnas y distribuidores

Cuando se habla de la superficie de una vivienda, es común encontrar dos términos: metros útiles y metros construidos. Mientras que los metros útiles corresponden a la superficie habitable, los metros construidos incluyen todos los espacios, como paredes, columnas y distribuidores.

Es importante destacar que, aunque a simple vista puede parecer que los metros útiles son más importantes, los metros construidos también tienen una gran relevancia. Por ejemplo, son un factor determinante en el costo de la construcción de una casa, ya que se incluyen en el cálculo de materiales y mano de obra.

Además, los metros construidos también son importantes a la hora de realizar reformas o ampliaciones en una vivienda, ya que se pueden aprovechar los espacios que no están destinados a la habitabilidad, como los distribuidores o los pasillos.

Los metros útiles solo contemplan los espacios habitables y utilizables

Si estás buscando comprar o alquilar una vivienda, seguro que te has encontrado con los términos "metros útiles" y "metros construidos". Aunque puedan parecer sinónimos, la verdad es que existe una gran diferencia entre ellos.

Los metros útiles son aquellos que contemplan solamente los espacios habitables y utilizables de la vivienda. Es decir, se trata de la superficie que realmente puedes aprovechar para vivir, como por ejemplo, las habitaciones, el salón, la cocina y los baños. No se incluyen en los metros útiles zonas como el balcón, la terraza, el garaje, el trastero o el cuarto de la lavadora.

A la hora de comprar o alquilar una vivienda, los metros útiles son una medida más exacta de la superficie real de la vivienda y, por tanto, suelen ser más valorados que los metros construidos. En general, los precios suelen expresarse en función de los metros útiles, aunque es importante tener en cuenta que esto puede variar según la zona y la demanda del mercado.

Es importante conocer la diferencia al momento de comprar o alquilar una propiedad

Metros útiles vs metros construidos

Cuando se busca una propiedad para comprar o alquilar, es común encontrar en los anuncios las palabras "metros útiles" y "metros construidos". Es importante conocer la diferencia entre ambos términos para tomar una decisión informada.

Metros útiles

Los metros útiles se refieren al espacio interior de la propiedad que se puede utilizar, es decir, la superficie que se encuentra dentro de las paredes y que es útil y habitable. No se incluyen en los metros útiles elementos como muros, columnas, o espacios no habitables como balcones o terrazas.

Metros construidos

Los metros construidos se refieren a toda la superficie construida de la propiedad, incluyendo los metros útiles y los elementos no habitables como balcones, terrazas, muros, columnas, entre otros.

¿Por qué es importante conocer la diferencia?

Es importante conocer la diferencia entre metros útiles y construidos al momento de comprar o alquilar una propiedad, ya que esto puede afectar el precio y la distribución de los espacios interiores. Por ejemplo, dos propiedades pueden tener el mismo tamaño en metros construidos, pero una puede tener más metros útiles que la otra, lo que significa que tendrá más espacio habitable y por lo tanto, puede ser más cómoda.

Con esta información, se puede tomar una decisión más informada y elegir la propiedad que mejor se adapte a las necesidades y presupuesto.

Los metros construidos suelen ser mayores que los metros útiles

Introducción

Cuando nos disponemos a comprar o alquilar una vivienda, una de las primeras cosas que solemos revisar es su tamaño. En este sentido, es común encontrarnos con dos términos: metros construidos y metros útiles. Aunque a simple vista puedan parecer iguales, lo cierto es que hay una gran diferencia entre ambos.

Metros construidos

Los metros construidos hacen referencia al total de superficie de la vivienda, incluyendo todas las paredes y elementos estructurales como columnas o muros de carga. Es decir, se trata de la superficie que ocupa la vivienda en su totalidad, incluyendo los espacios que no son útiles.

Metros útiles

Por su parte, los metros útiles hacen referencia a la superficie de la vivienda que efectivamente se puede utilizar. Es decir, se trata de la superficie habitable que queda una vez descontados los elementos estructurales y las paredes. En general, los metros útiles son menores que los metros construidos.

¿Por qué hay diferencia?

La principal razón por la que hay diferencia entre los metros construidos y los metros útiles es porque los constructores suelen incluir en los primeros elementos arquitectónicos como escaleras, pasillos o balcones, que no son realmente habitables. Esto les permite aumentar el tamaño total de la vivienda y, en consecuencia, el precio de venta o alquiler.

Conclusión

A la hora de valorar una vivienda, conviene fijarse principalmente en los metros útiles, ya que son los que realmente se van a poder aprovechar.

Los metros útiles son los que realmente pueden ser aprovechados por los habitantes de la propiedad

Los metros útiles son aquellos que realmente pueden ser utilizados por los habitantes de la propiedad. Se refieren a la superficie de la vivienda que puede ser habitada y utilizada para llevar a cabo las actividades diarias. Por otro lado, los metros construidos se refieren a la superficie total construida, incluyendo paredes, pasillos y otros espacios que no pueden ser habitados.

En términos generales, los metros útiles son más importantes que los metros construidos, ya que reflejan la superficie real que los habitantes pueden disfrutar. Por ejemplo, un apartamento de 60 metros cuadrados construidos puede tener solo 50 metros cuadrados útiles. Esto se debe a que los metros construidos incluyen paredes, pasillos y otros espacios que no pueden ser habitados.

Es importante tener en cuenta que la superficie útil de una propiedad puede variar según el tipo de inmueble. Por ejemplo, en una casa, los metros útiles incluyen el espacio de los dormitorios, el salón, la cocina y los baños. En un garaje, los metros útiles se refieren al espacio que puede ser utilizado para estacionar el vehículo.

Por lo tanto, al comprar o alquilar una propiedad, es fundamental tener en cuenta los metros útiles, ya que ellos determinarán la comodidad y la funcionalidad de la vivienda.

Los metros construidos son utilizados para fines de cálculo de impuestos y permisos de construcción

Los metros construidos son una medida que se utiliza en el ámbito de la construcción para referirse a la superficie que se ha edificado en una vivienda o en un inmueble. Esta medida incluye no solo el espacio habitable, sino también los muros, los balcones, los patios, las terrazas, los trasteros, entre otros.

Por otro lado, los metros útiles son aquellos que se utilizan para hacer referencia al espacio disponible dentro de la vivienda o inmueble que puede ser utilizado para fines habitables. Esta medida excluye elementos como paredes, columnas o espacios que no son útiles para la habitación.

Es importante tener en cuenta que los metros construidos son la medida que se utiliza para fines de cálculo de impuestos y permisos de construcción. Esto se debe a que se considera que la construcción de estos elementos implica un costo adicional que debe ser tenido en cuenta para su valoración.

Artículos relacionados