Descubre cuánto cuesta la instalación de suelo de tarima melaminada.

Descubre cuánto cuesta la instalación de suelo de tarima melaminada.

Si estás pensando en renovar el suelo de tu hogar, una opción cada vez más popular es la tarima melaminada. Este tipo de suelo ofrece una gran durabilidad y resistencia a un precio asequible, lo que lo convierte en una opción muy atractiva. Sin embargo, antes de tomar una decisión, es importante conocer cuánto puede costar la instalación de este tipo de suelo. En este artículo, te explicamos los factores que influyen en el precio y te damos una estimación de lo que puedes esperar pagar por la instalación de suelo de tarima melaminada. ¡Sigue leyendo para descubrirlo todo!

¿Cuál es el precio de la mano de obra para instalar suelo de tarima melaminada?

Material - tarima melaminada

La tarima melaminada es un material muy popular para el suelo de muchos hogares, ya que es resistente, duradero y fácil de mantener. Esta tarima es una opción económica en comparación con otros tipos de suelos, como la madera maciza, pero ofrece un aspecto similar.

La tarima melaminada está compuesta por varias capas de materiales: una capa superior decorativa, una capa de protección contra el desgaste, una capa de soporte y una capa inferior resistente a la humedad. Estas capas se unen mediante un proceso de prensado en caliente, lo que hace que la tarima melaminada sea resistente a la abrasión y al desgaste.

A diferencia de la madera maciza, la tarima melaminada no requiere de mucho mantenimiento. Simplemente se puede limpiar con un paño húmedo y un poco de jabón suave. Además, al ser resistente al agua, es ideal para zonas húmedas como baños y cocinas.

En cuanto al precio de la mano de obra para instalar suelo de tarima melaminada, puede variar dependiendo del tamaño de la superficie a cubrir y de la complejidad de la instalación. Sin embargo, en promedio, el precio por metro cuadrado suele rondar entre los 10 y los 15 euros.

Además, su mantenimiento es fácil y su instalación es relativamente sencilla.

Superficie - tamaño y forma de la habitación

Al momento de instalar suelo de tarima melaminada, la superficie de la habitación es un factor importante a considerar. No solo se debe medir la longitud y el ancho, sino también la forma de la habitación.

Es importante tener en cuenta que la tarima melaminada se vende en cajas, por lo que se debe calcular la cantidad de cajas necesarias para cubrir toda la superficie de la habitación. Si la habitación es rectangular, calcular la superficie es sencillo: solo se multiplican la longitud y el ancho. Sin embargo, si la habitación tiene una forma irregular, se recomienda que un profesional realice las mediciones para garantizar la precisión.

Es importante mencionar que, además de la superficie, la forma de la habitación también puede afectar el precio de la instalación. Por ejemplo, si la habitación tiene esquinas complicadas, el instalador tendrá que cortar la tarima melaminada en ángulos precisos, lo que puede aumentar el costo de la mano de obra.

Es recomendable contratar a un profesional para garantizar la precisión en las mediciones y obtener un presupuesto adecuado.

Subsuelo - nivelado y limpio

Cuando se trata de instalar suelo de tarima melaminada, es importante tener en cuenta que el subsuelo debe estar nivelado y limpio para asegurar una instalación adecuada y duradera.

Aquí te dejamos algunos consejos para preparar el subsuelo antes de la instalación de la tarima:

  • Nivelado: Si el subsuelo no está nivelado, la tarima puede moverse y agrietarse con el tiempo. Se recomienda utilizar una niveladora de suelos para corregir desniveles y asegurar una superficie uniforme.
  • Limpiado: El subsuelo debe estar limpio de polvo, suciedad y cualquier otro tipo de escombros que puedan afectar la adherencia de la tarima. Se recomienda barrer y aspirar el subsuelo antes de la instalación.
  • Secado: Si el subsuelo está húmedo, la tarima puede hincharse y deformarse. Se recomienda esperar varios días para que el subsuelo se seque completamente antes de la instalación.

Siguiendo estos consejos y preparando adecuadamente el subsuelo, podrás asegurarte de que la instalación de la tarima sea un éxito y disfrutar de un suelo duradero y resistente.

Instalación - técnica flotante o encolado

La instalación de suelos de tarima melaminada se puede realizar de dos formas: mediante la técnica flotante o encolado. Ambas técnicas tienen sus ventajas e inconvenientes, y es importante elegir la que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Técnica flotante

La técnica flotante se caracteriza por no fijar el suelo al sustrato, sino que se coloca sobre una capa de espuma aislante que se apoya sobre el suelo existente. Esta técnica es más rápida y sencilla de instalar, y permite que el suelo se expanda y contraiga sin problemas. Además, el suelo se puede desmontar y reutilizar si es necesario.

Por otro lado, la técnica flotante no es adecuada para suelos que van a soportar mucho peso o tráfico intenso, ya que puede producirse un movimiento en las tablas que provoque un desgaste prematuro o incluso la rotura de las mismas.

Técnica encolado

La técnica encolado consiste en fijar el suelo al sustrato con adhesivo. Esta técnica es más adecuada para suelos que van a soportar mucho peso o tráfico intenso, ya que proporciona una mayor estabilidad y durabilidad.

Por otro lado, la técnica encolado es más complicada y lenta de instalar, y no se puede desmontar fácilmente si es necesario. Además, el suelo puede sufrir problemas de dilatación o contracción si no se respetan las juntas de dilatación.

Conclusión

Por otro lado, la técnica encolado es más adecuada para suelos que van a soportar mucho peso o tráfico intenso, y para aquellas personas que buscan una mayor estabilidad y durabilidad. En cualquier caso, es importante seguir las recomendaciones del fabricante y contratar a un profesional para la instalación del suelo.

Coste por metro cuadrado - incluyendo material y mano de obra

Si estás pensando en instalar suelo de tarima melaminada en tu hogar, es importante que conozcas el coste que esto puede implicar. El precio para la instalación de suelo de tarima melaminada puede variar dependiendo de varios factores, como el tamaño de la habitación, la calidad del material y la experiencia del instalador.

En promedio, el coste por metro cuadrado de suelo de tarima melaminada, incluyendo material y mano de obra, oscila entre los 25 y los 35 euros. Este precio puede ser más alto o más bajo dependiendo de la ubicación geográfica y la disponibilidad de materiales en tu zona.

Es importante tener en cuenta que la instalación de suelo de tarima melaminada requiere de ciertas habilidades y conocimientos técnicos, por lo que se recomienda contratar a un profesional para realizar el trabajo. El coste de la mano de obra puede variar dependiendo de la experiencia y la reputación del instalador, pero en promedio se estima que puede costar entre 10 y 15 euros por metro cuadrado.

Siempre es recomendable contratar a un profesional para garantizar un trabajo de calidad y evitar problemas en el futuro.

Calidad del material - resistencia y durabilidad

Calidad del material - resistencia y durabilidad

Cuando se trata de instalar suelos de tarima melaminada, es importante tener en cuenta la calidad del material que se va a utilizar. La calidad del material es un factor crucial en la resistencia y durabilidad del suelo, ya que una tarima de baja calidad se desgastará y se dañará más rápidamente que una de alta calidad.

Asegúrate de elegir una tarima de buena calidad que tenga una capa superior resistente a los arañazos, golpes y manchas. Es recomendable elegir una capa superior de al menos 8 mm de espesor para garantizar una mayor durabilidad. También es importante elegir una tarima que tenga una buena densidad, ya que esto afectará directamente a su resistencia.

Otro factor importante a tener en cuenta es la resistencia a la humedad. Si el suelo se va a instalar en áreas con alta humedad, como el baño o la cocina, es esencial elegir una tarima con una buena resistencia a la humedad para evitar la deformación y el desgaste prematuro.

En cuanto a la durabilidad, es importante tener en cuenta la clasificación AC de la tarima, que indica su resistencia al desgaste. La clasificación va desde AC1 (uso ligero) hasta AC5 (uso intenso), por lo que es importante elegir la clasificación adecuada para el uso previsto del suelo.

Asegúrate de elegir una tarima de buena calidad y resistencia a la humedad, con una capa superior resistente y una buena densidad para garantizar su durabilidad.

Artículos relacionados